Foley

services.foley_

Foley

23:47 13 abril in Artículo Técnico, Blog
0 Comments

Como todos deberíamos saber ya, cualquier producto audiovisual de ficción, sea una película, serie o cortometraje, es una farsa. Siempre se busca que el producto quede lo más real y creíble posible, por ejemplo en el género de ciencia-ficción se parte de una idea que es imposible, pero su desarrollo y tratamiento hace que una mentira sea dada por buena para el espectador. Para todo ello, se utilizan una serie de técnicas y herramientas que nos permiten falsear y engañar nuestros sentidos.

El trabajo de muchos departamentos consiste en dotar de realidad algo que no lo es. En fotografía por ejemplo, se usa la iluminación para que una escena se ruede de noche cuando en realidad es de día o viceversa. En arte parece que vemos un objeto real pero se trata de una recreación realizada con una maqueta de cartón o gomaespuma. En el caso de las armas, que dependen del departamento de atrezzo, se fabrican replicas exactas, sin olvidar que cuando se tengan que usar armas reales, como a veces sucede con armas blancas, espadas o cuchillos, se hace uso de un especialista que controla toda la escena y marca una coreografía para evitar cualquier problema y sobre todo proteger la integridad de los actores. En la actualidad, los efectos digitales son los que han conseguido, gracias al avance de las técnicas y su profesionalización, los resultados más inesperados, impensables no hace tanto tiempo. Ahora es posible que para un largometraje, serie o anuncio se creen elementos como duplicado de personajes, fuego, explosiones, escenarios … todo a través del trabajo en ordenador, cuando antes se usaban a miles de extras o de grandes decorados como fueron aquellas películas clásicas como Ben Hur de William Wyler (1960) o Cleopatra de Joseph L. Mankiewicz (1963). Un ahorro considerable de recursos económicos en cuanto a la producción, pero que necesita de un plan de muchas horas y de trabajo donde además el trabajo previo en el set es muy importante si se quieren lograr los resultados deseados.

Trucos e ilusiones que hacen que las películas o las series televisivas nos parezcan muy reales cuando en realidad solo son historias, mejor o peor contadas, que están y son creadas para el entretenimiento del espectador. El sonido no es una excepción a lo anteriormente descrito a pesar de que sea un recurso creativo menospreciado e infravalorado en España. En este artículo no nos vamos a centrar ni en la música, ni en el sonido en set (directo) ni tampoco en las mezclas. Vamos a explicar en qué consiste una parte esencial de la postproducción en cualquier obra audiovisual y ligada al diseño de sonido. Nos referimos a los efectos de sala, también denominados Foley

NACIMIENTO EFECTOS SALA (FOLEY)

Cartel 1er largo sonoro

Cartel 1er largo sonoro

A principios del siglo 20 el cine era mudo y no existía la televisión. Pero las personas se entretenían escuchando seriales o radionovelas por su receptor de radio. Ahí empezó la necesidad de los creadores y productores de dotarlas de mayor realismo añadiendo efectos sonoros adecuados al momento concreto de la obra para acentuar o dramatizar la historia. Efectos que debían ser en directo y a tiempo real. El 6 de octubre de 1927 en EE.UU se estrenó la primera película sonora en cines “El cantor de Jazz” (The Jazz Singer) de Alan Crosland, Gordon Hollingshead con música creada por Louis Silvers.  Fue entonces, cuando empezó realmente a desarrollarse conjuntamente esta disciplina tanto en radio como en cine.

A raíz del estreno de “The Jazz Singer” por los estudios Warner Bros, la Universal se puso las pilas y creó un equipo especializado para desarrollar un sistema de trabajo para dotar a las películas de sonido, diálogos, música y efectos. Pero poco a poco se dieron cuenta de que muchos de los sonidos naturales que se rodaban en el set no se podían utilizar durante el montaje por la diferencia entre ellos. Finalmente, llegaron a la conclusión de que el set debía estar en completo silencio y los sonidos, que en principio tendrían que grabarse en el momento, deberían grabarse a posteriori o recrearlos. Jack Donovan Foley empezó a trabajar en los estudios cinematográficos Universal a mediados de la segunda década del siglo XX cuando las películas aun eran mudas. Jack Foley fue el primero que inventó y desarrolló un sistema de trucos y fuentes sonoras que hoy en día se siguen utilizando. Un gran artista y  en su honor, en sonido se llama,  efectos FOLEY.

Ejemplo 1. Conversación entre dos personajes.  Primero se rueda el diálogo entero con uno de ellos y el aire acondicionado está enchufado. Después rodamos con el otro personaje sin el aire acondicionado. Cuando montemos la secuencia veremos que el sonido del aire acondicionado aparece y desaparece dependiendo del personaje que veamos en pantalla, cuando lo normal es que el sonido de fondo sea el mismo para los dos personajes durante la secuencia, ya que se supone que están en el mismo sitio y en el mismo momento. Para resolverlo….

UTILIZACIÓN DE EFECTOS FOLEY

Lucha espadas laser "La Guerra de las Galaxias"

Lucha espadas laser “La Guerra de las Galaxias”

En casi todas las obras audiovisuales necesitamos reforzar y falsear sonidos que, o bien no se han grabado en el set, o el sonido no sirve porque no parece real, o simplemente no existe (ej. espada laser o nave espacial). No debemos olvidar que la mayoría de sonidos que escuchamos en cualquier producción extranjera son Foley (excepto los diálogos).  Esto es consecuencia de la necesidad de doblar los diálogos a diferentes lenguas. Por eso en cada producción se realiza una banda internacional de sonido sin los diálogos, en la que está la música y los efectos ya mezclados pero sin las voces.

¿Qué pasaría si nos dan una película para doblarla al español sin la banda internacional? Pues imaginaros ver una peli en la que se oye el sonido original de la película y en el momento de cualquier diálogo dejamos de escuchar ese sonido (incluida la música) para después volver a escucharlo. A no ser que en España se recreen todos los sonidos originales de la película en un estudio, eso es lo que pasaría. Por eso a las productoras les resulta muy fácil crear la banda internacional, ya que la mayoría de sus sonidos originales son Foley. ¿Y los dibujos animados…?

Como veis, los efectos Foley, son indispensables. Aunque en este país nos hemos acostumbrado a que el tratamiento del sonido sea algo residual.

EJEMPLO 2. Secuencia en un avión. Plano exterior del exterior del avión embarcando pasajeros. Pasamos a plano interior del avión. Por supuesto el avión está parado. ¿Os imagináis rodar una secuencia en un avión en vuelo para que parezca real?  Absurdo ¿Verdad? Por lo que todos los sonidos típicos de un avión en vuelo habrá que recrearlos en otra fase. 

TÉCNICAS Y TRUCOS FOLEY

Imagen de la web primacoustic.com

Imagen de la web primacoustic.com

Normalmente cuando vemos una obra audiovisual nuestros sentidos se complementan y relacionan cosas que, a lo mejor, en otra situación no relacionarían. Es el caso de los Foley.

Casi siempre se empieza por algo tan básico y elemental como los pasos. En la vida real no vamos escuchando conscientemente que ruido hace un tipo de zapato o un tipo de suelo, pero en una película hay que hacerlo. Aquí nos encontramos en el estudio con una serie de elementos que nos van a servir como plataforma para falsear los pasos y que en la pantalla queden bien. Trozos de mármol, cubetas con tierra, tablas de madera… Y un par de micrófonos. Lo necesario para que el espectador no eche de menos los pasos y por supuesto no note que están grabados y ajustados a posteriori. Objetivo: Crear algo irreal para que en pantalla quede real.

Seguimos con los movimientos. Aquí tendremos numerosos tejidos que emulen el sonido que, normalmente oímos pero no escuchamos en el día a día. El roce de una chaqueta, el sonido de una manta en la cama, al sentarse alguien en un sofá… etc.

Pasamos a los sonidos específicos. En esta parte entran los sonidos de timbres, puertas, teléfonos, coches, claxon… etc. Que se sincronizan y se introducen en la banda sonora durante la postproducción. Por supuesto tendremos todos esos elementos en el estudio o en su defecto utilizaremos librerías de sonidos.

EJEMPLO 3. Timbre de una puerta. Alguien llama al timbre de una puerta. Normalmente el “ding dong” se queda resonando unos segundos. Si lo grabáramos en el set de rodaje el plano tendría que durar lo mismo que la resonancia por lo que es inviable. Al ponerlo en postproducción, podemos tener esa resonancia sonando en los siguientes planos hasta que desaparezca.

Y así seguimos añadiendo y añadiendo hasta crear la banda de sonido. Aunque ahí no acaba la cosa. Después vendría la fase de mezcla en la que ajustamos el nivel sonoro de todos estos elementos junto con los diálogos, sonido directo y música, pero eso será en otro artículo.

Ejemplos de cómo crear foleys:

Puñetazo: Para recrear un puñetazo en el estómago utilizamos, por ejemplo, el sonido que genera una guía telefónica de las gordas cayendo al suelo.

Pasos de Caballo: ¡Quién no conoce este truco! Golpeando un coco partido por la mitad conseguimos ese efecto de los cascos del caballo.

Alien asqueroso: Tenemos un alien en pantalla, es viscoso. Para recrear ese sonido cogemos una lata de comida para perros, volcamos la comida en un plato o recipiente y manipulamos dicha pasta entre nuestras manos. Apretando y soltando, que nos salga la comida de perro entre nuestros dedos. Con un par de latas más también podemos usar este truco para recrear pasos en una ciénaga o en un terreno muy embarrado. Como veréis, la comida de perro nos viene muy bien a los técnicos de sonido.

Pasos de hierba: Cogemos una antigua cinta VHS y la desmontamos. Sacamos la cinta del carrete y hacemos un ovillo con la misma. Dejamos el ovillo en el suelo y lo aplastamos con la mano. Nos daremos cuenta de que ese es el sonido perfecto para emular pasos sobre hierba.

Aleteo de pájaro: Nos vamos a una tienda de “todo a un euro” y compramos dos pares de guantes de goma, de esos para fregar. En el estudio nos acercamos a un micro, los agitamos y veremos que el sonido generado es ideal para emular el aleteo. Esta técnica, requiere de un poco de entrenamiento, pero no más de tres minutos.

En un próximo artículo, continuaremos hablando de más temas relacionados con el sonido. Para cualquier duda sobre temas de sonido hemos establecido en la Asociación Mediterrània Audiovisual un apartado de dudas y consultas por parte de las miembros especializados en cada área de trabajo del sector audiovisual, afiliate. 

Libros recomendados

Tags:
No Comments

Post A Comment