Entrevista a Alex Rey, creador del cortometraje PopCorn

Trabajos en Superchulo

Entrevista a Alex Rey, creador del cortometraje PopCorn

20:29 02 mayo in Blog, Entrevistas
0 Comments

13147460_1016525065107617_8225360259366546498_oSi la semana pasada conocíamos más el oficio del montaje en largometrajes de la mano de José Manuel Jiménez y su último trabajo Gernika de Koldo Serra una película que verá la luz el próximo mes de septiembre, esta semana conocemos el recorrido del creador alicantino Alex ReySu formación es como ilustrador se formo en Escuela de Arte y Diseño de Alicante hasta que en 2005 decidió dar el salto a tierras gallegas para estudiar Realización de Cine y Tv en la EISV de Vigo. Mientras realizaba sus estudios ganó el Premio al Mejor Cortometraje en el Festival Internacional de Cine de Ourense por Amnios 1 y su segundo trabajo de fin de ciclo fue premiado como el mejor de la promoción, Amnios 2. Una vez acabado su formación trabajo como guionista, storyboarder, diseñador y montador para la productora de animación gallega, Zampamonstros así como pequeñas animaciones para el programa infantil de la TVG “Xabarín Club”. A su regreso a Alicante se estableció como freelance y realiza proyectos audiovisuales de ficción, vídeos y proyectos dentro del marco de la ilustración y la animación como  SuperChulo que le ha dado la oportunidad de personalizar cuentos, realizar láminas y tazas para gente de toda España.

Hablamos con el para conocer mejor su trayectoria y cómo comienza adentrarse dentro del mundo audiovisual.

¿Cuándo tomaste la decisión que querías dedicarte a trabajar dentro del sector audiovisual?

Yo estaba estudiando en la Escuela de Arte de Alicante, más o menos en 2001, cuando vi a un compañero grabando algo con una cámara MiniDV. Al poco tiempo vi que había editado el material y le había puesto incluso algunos FX. Todo esto ocurría en los albores de Internet, cuando un PC equipado para editar vídeo suponía una inversión de dinero más que considerable. Yo pensaba que grabar algo, editarlo y darle forma sólo era posible alquilando una sala de montaje y una cámara aparatosa y costosa…Pero ver a aquel compañero hacerlo me hizo soñar con mis propias producciones caseras.

Ilustración

Ilustración

Siempre he sido una persona con mucha imaginación, a los 7 años escribía, ilustraba y encuadernaba mis propios cuentos, así que el cine era un destino lógico y una herramienta con la que contar historias que siempre me había fascinado. Pensé que si mi compañero podía hacerlo, yo también quería embarcarme en esa aventura. Mi novia me regaló una cámara VHS y empecé a grabar y editar compulsivamente con mis amigos, sin pensar en cuantas normas básicas de la narrativa estaba violando. Después de un puñado de cortos muy amateurs y disparatados llegó el momento de aprender los códigos y las normas. El momento de evolucionar y aprender de verdad.

 

Marchaste a Galicia a estudiar realización de tv, ¿por qué?

En aquella época necesitaba un cambio de aires y mi padre vio un reportaje en la TV sobre la EISV de Vigo. Fue él quien me propuso ir a estudiar allí, aprovechando que toda mi familia paterna y materna vive allí y disponía de un techo en el que vivir. Después de estudiar Cerámica artística, y luego Ilustración en la EASDA de Alicante, me lancé a la aventura de estudiar Realización y descubrí en las primeras semanas que, sin duda, eso era lo que quería hacer.

11232080_1018623984867849_5192025968652294717_o

Making Off PopCorn

El trabajo de realización de tv es distinto al de dirección en ficción, ¿qué prefieres ficción o realidad?

En la Escuela de Imagen y Sonido aprendí muchísimo, por supuesto de Realización de TV, pero también de cine en todos sus aspectos, entendí los códigos de la narrativa audiovisual y aproveché la situación para empaparme de obras y autores que desconocía. Un mundo nuevo que se abría ante mí y que me transformó totalmente. Ya sólo quería hacer cortometrajes y dedicarme al cine de la manera que fuera.

Un profesor fue muy claro con respecto a las aspiraciones que todos teníamos el primer día: “Un 90% de vosotros se dedicará a bodas, bautizos y comuniones, un 8% trabajará de machaca en alguna productora, y un 1% trabajará en el cine”. Evidentemente yo soñaba con ser ese 1% pero con los años he aprendido que eso sólo depende de uno mismo y que no hay un puesto esperándote en ningún sitio. Tampoco lo hay en las productoras ni en el mundo de las bodas y comuniones. Todo eso te lo tienes que ir haciendo tú mismo.

He trabajado en producciones de ficción y en reportaje social, como todo el que se precie de vivir del audiovisual. Pero, respondiendo a tu pregunta, prefiero la ficción porque cada día se me ocurren un par de ideas y la única manera de que no me explote la cabeza es llevar a cabo, al menos de vez en cuando, alguna de esas ideas.

Has logrado unir la ilustración y la dirección en algunos de tus trabajos, pero son principalmente de animación tradicional no mediante el uso digital, pero centrados en un público adulto no para niños como se entiende de manera habitual la animación, ¿por qué?

carteleria

Carteleria

Llevo dibujando desde que tengo memoria, y supongo que es el medio de expresión que más controlo, o al menos es el que más refleja mi personalidad o estilo. Cuando iba al instituto empecé a hacer cómics usando a mis profesores y compañeros como protagonistas. Cuando estudié Realización decidí dar un paso más y pasar del cómic a la animación de una manera totalmente autodidacta, realizando dos cortos de 20 minutos (Amnios, Amnios II) con los que me coseché un inesperado triunfo dentro de la EISV. Han pasado diez años y, de alguna manera, esos dos cortos pasan de mano en mano por todas las generaciones de alumnos que van pasando por la Escuela. Todos los profesores caricaturizados se lo tomaron con mucho humor y hasta puedo decir que les encanta verse en estos trabajos.

Siempre me ha gustado la crítica mordaz y el humor “adulto”, por llamarlo de alguna manera, y las noticias del mediodía son una fuente de ideas inagotable para mí. Yo tengo el título de Ilustración pero cuando estudié no estaba tan presente como ahora la ilustración digital. Quizás por eso yo he desarrollado todo mi trabajo de una manera artesanal, con técnicas analógicas que ahora mismo parece que vuelven a ponerse de moda. Hay una saturación de lo digital, y es posible que en mi manera de hacer las cosas haya encontrado ese “sello personal” que es tan importante a la hora de contar historias.

La industria de animación española sobre todo cuyo tarjet son niños o jóvenes se está convirtiendo en un mercado potente que necesita de muchos profesionales, ¿te ves trabajando en este campo?

Sinceramente me veo produciendo pequeñas piezas animadas destinadas a un público adulto, enfocándolo en la crítica social, política…Etc. Quizás a modo de tiras cómicas animadas. Piezas breves para este nuevo mundo digital y de redes sociales en las que los contenidos, cuanto más breves, más difusión tendrán. Siempre de una manera totalmente independiente y libre.

Como ilustrador tengo muchas historias en el tintero destinadas a un público infantil, y espero poder sacar tiempo para materializarlas y probar suerte en el mundo editorial, pero la animación que me interesa es la que va dirigida a los adultos.

Imagen8_800

Imagen Best Seller

Cuentas con varios trabajos realizados para el NOTOFILMFEST, obras que deben de tener un máximo de 3:30, de hecho Best Seller es finalista de esta edición ¿por qué te gusta participar en este festival?

Cuando empecé a dar mis primeros pasos con aquella cámara VHS nació el Festival Notodofilm, apadrinado por el gran Fésser, del cual yo soy un fan incondicional. En sus principio el Notodo era un lugar en el que concurrían cortos muy amateurs y se les daba esa oportunidad que en los festivales corrientes no se les daba. Podría decirse que con los medios de los que yo disponía, el único festival al que podría mandar algo era aquel. Por otro lado, el reto de contar una historia en 3:30 minutos o menos era un ejercicio que me apetecía hacer, ya que todo lo que hago peca siempre de ser más largo de lo aconsejable (o eso dicen mis amigos). Así que, como reto personal y para no perder la costumbre de hacer cortos, procuro presentarme al Notodofilmfest siempre que puedo.

Este año, después de varios intentos infructuosos, he conseguido colar mi “Best seller” entre los finalistas. Y eso es algo cada vez más difícil, así que estoy muy satisfecho.

¿Tienes ya en mente un futuro trabajo?

Lo malo de tener imaginación es que siempre tienes tres o cuatro ideas que te gustaría realizar. Durante este año estoy rodando un falso documental, un trabajo que me apetece mucho pero que no verá la luz al menos hasta mediados del año que viene. También estoy preparando con mis compañeros de batallas el próximo corto de ficción. Una pequeña historia de ciencia ficción con uno de mis temas favoritos, los alienígenas. Viendo como está funcionando PopCorn estamos seguros de que este próximo trabajo será un poquito mejor, aprenderemos de los errores cometidos y antes todo nos lo pasaremos pipa haciéndolo.

Y por si fuera poco, durante el año me gustaría hacer un par de piezas animadas, en la línea de “Best seller”. ¡Ya veremos si puedo con todo!

Obras de Súperchulo

tazas

Tazas

Cuentos

Cuentos

Ilustración 

logos

Logos

Textiles

Textiles

Puede seguir su trabajo en su Web o en Facebook 

La semana que viene nos centramos en su conocer más su último trabajo PopCorn que tras su paso por el Festival de Málaga en breve se podrá ver en Cannes.

 

No Comments

Post A Comment