MasterClass sobre el sector cinematográfico. Gervasio Iglesias. Producción

0001

MasterClass sobre el sector cinematográfico. Gervasio Iglesias. Producción

01:11 20 novembre in Actualidad Alicantina, Blog
0 Comments
Raúl García y Gervasio Iglesias

Raúl García y Gervasio Iglesias

El pasado 11 de noviembre tuvo lugar la segunda Master Class organizada por el Instituto alicantino de Cultura Juan Gil- Albert. En esta ocasión, la casa Bardín, recibió la visita de productor andaluz Gervasio Iglesias responsable de entre otros todos los trabajos del director Alvaro Rodríguez. Llano, accesible, cercano, un enamorado de su profesión que durante cerca de dos horas,  y con un público entregado, en una sala llena con la presencia de alumnos de FP en Imagen y Sonido del IES. García Berlanga, nos deleito entre numerosas anécdotas de sus inicios en el sector audiovisual, el proceso de producción para sacar adelante una película en España, y su experiencia en la participación en un mercado internacional para la venta de una película a nivel internacional. Vamos igual que hicimos con Manu Iglesias a tratar de reproducir en este resumen su conversación aunque sea imposible reproducir la “gracia” y el desparpajo propio de un sevillano.

Iglesias como otros muchos profesionales del sector decidieron que querían dedicarse a este oficio después de las sensaciones que le provocaron de niño determinadas películas. La Guerra de las Galaxias de George Lucas, Apocalipsis Now de Francis Ford Coppola entre las americanas o Arrebato de Iván Zulueta y Entre Tinieblas de Pedro Almodovar son películas que le marcaron y empujaron a decantarse por esta profesión. Pero, el camino no fue fácil.  En Sevilla no existían estudios de cine, y sin la aprobación de sus padres ni contar con los recursos económicos necesarios para desplazarse a Madrid, tuvo que dejar de lado sus deseos y formarse en física y filosofía. A pesar de todo, su interés por el sector siguió presente y durante varios años comenzó a desplazarse a Valladolid para participar en las actividades que organizaba la Universidad en la Cátedra de Historia y Estética de la Cinematografía adscrita a la Facultad de Filosofía y Letras que tenía lugar en el mes de agosto. En está formación, tuvo la oportunidad de intercambiar conocimientos con profesionales en activo y con compañeros que como él tenían sus mismas inquietudes para con el audiovisual y con los que trabaja en la actualidad.

En esta etapa y empujado por compañeros se presentó a las oposiciones a RTVE que en ese momento se convocaban obteniendo una plaza en la especialidad de realización. Y así, de pronto, comenzó a trabajar dentro del sector audiovisual aunque en ningún momento se sintió cómodo dentro de la estructura de la televisión. En esos años también había comenzado a dirigir varias obras de vídeo creación sin el contacto directo con actores pues con estas piezas se sentía más cómodo a diferencia de otros compañeros.

logo

En 1995 se produjo un importante punto de inflexión cuando Alberto Rodríguez recibió de su padre una cámara de cine de 16mm. El grupo de amigos, reunidos en un bar, como en otras ocasiones, deciden crear varios cortos de 3 minutos dirigidos por cada uno, es decir lo que duraba una bobina con el uso de la grabación en analógico. A pesar de que como trabajo conjunto no les gusto, la ubicación de las piezas en el orden final, provocó que fuera una obra divertida que les llevo a  recibir algunos premios y a la compra de una pequeña selección de los mismos por Canal+. Este logró les dio ánimos para continuar creando las historias que les gustaban y en su caso el  plantearse su permanencia en RTVE.  Si bien, hasta ese momento se había decantado por la dirección comienza a plantarse dar el salto a la producción lo que le lleva a relacionarse con productores amigos para que de primera mano le cuenten la forma de actuar dentro de este campo diferente al de dirección. El siguiente paso llega en 2001 con la creación de la productora La Zanfoña Producciones y el grupo comienza a trabajar en la producción de documentales y publicidad hasta dar el salto al largometraje.

Cartel promocional

Cartel promocional

La implicación de Iglesias con la producción le ha llevado a reunirse con la Junta de Andalucía en la búsqueda de que Canal Sur cumpliera la normativa implantada en 1999 que obligaba por ley a las televisiones a invertir un 5% de sus beneficios en cine nacional y que durante los primeros años no se aplicaba con rigurosidad.  Treinta son los trabajos en los que ha participado con la productora donde destacamos además, el realizado en 2004 donde Iglesias actúa también como director. Se trata del documental Underground,la ciudad del arco iris un trabajo donde se ven sus gustos y el amor por Andalucía, una de las premisas de su productora que como el resto de sus integrantes se decantan por trabajar en esta comunidad autónoma y no dar el salto a la capital, Madrid. Doce años después y junto a José Sánchez Montes dirige Omega un largometraje documental que se estrenó el pasado 18 de noviembre que cuenta la creación de una obra musical que fusionó el flamenco y el rock de la mano de Enrique Morente y Lagartija Nick, uniendo la poesía de Federico García Lorca y las partituras de Leonard Cohen.

Anécdotas de “La Isla Mínima”. La orografía de la zona era tan complicada, que tuvieron varios coches caídos en las marismas o desorientados. La pérdida de referencias entre el horizonte y el terreno tan plano hacía muy difícil la orientación. Fue un rodaje muy duro que acabó con la mayoría del equipo enfermo.

Iglesias es un productor que se involucra en los proyectos desde el guión a la búsqueda de la financiación, proyectos que se cuecen a fuego lento y que tardan en ver la luz entre 3 y 4 años. En la productora, apuestan por crear historias de género, usar el lenguaje internacional del cine unidos a temas autóctonos y cercanos a los que introducen un equipo que ofrezca una gran calidad técnica y artística en busca de que el público logre empatizar con los personajes y disfrutar de lo que sucede en la pantalla.

¿Pero cómo es el proceso de producción de una película en nuestro país?

Cada año se producen una media de 150 películas en España, este año se han presentado a los Premios Goya 155 películas, que compiten en cartel con un gran número de películas la mayoría del mercado estadounidense. De todas ellas, un % mínimo es el que logra el éxito. El panorama actual del cine español está cambiando, y parece que también la opinión del público. Nuevos directores, historias que parece atraer al público después de años de una opinión bastante negativa para con nuestro cine. El problema que persiste es la falta de presupuestos donde se incluya la inversión en la promoción y distribución correcta de la película. La inclusión de las televisiones por la obligatoriedad por ley de invertir en cine, ha dado lugar a que creen sus propias productoras y con ellos solventar de alguna manera esta deficiencia. El problema es que este apoyo no es a la totalidad de las obras sino a aquellas en las que participan como productoras o en el caso de RTVE a las obras que les compran los derechos de emisión. Tal y como pudimos ver en las charla anterior ahora mismo solo existen dos tipos de producciones, los de altos presupuestos y los de bajo presupuesto o low cost. Las películas de alto presupuesto con presupuestos mínimos de 1.800.000€ son obras que inevitablemente están relacionadas con las televisiones con el beneficio que eso supone, mientras que las de low cost, son películas que no llegan al millón de euros y suelen pasar desapercibidas para el público y lo que es peor tienen muy complicado el poder recuperar la inversión. El problema es que con estas importante desigualdad creadora, es complicado generar una industria fuerte y competitiva.

Anécdotas de “Juan de los muertos” fue la primera película realizada en Cuba y coproducida con una productora independiente en décadas. Entre las decisiones tomadas la realización de distintas copias de seguridad de todo el material que viajaban por separado por si había problemas en la frontera. En una de las secuencias aparece el embajador de estados unidos que quiso participar en la película como zombie.

Teniendo en cuenta la situación de nuestro cine en la actualidad, y no dejándonos embaucar por el pesimismo, exponemos las directrices ideales para conseguir la financiación de una película, tal y como lo explicó Iglesias y que son las directrices que siguen hoy muchos de sus proyectos, un trabajo conseguido después de una trayectoria ascendente y donde la constancia y el trabajo han logrado su recompensa de público y crítica.

  1.  Precompra de derechos de emisión de una cadena de televisión. Atresmedia, Telecinco Cinema o Telefónica Studios actúan como productoras y se reservan el derechos de emisión en exclusiva de la película tras el paso por las distintas ventanas de distribución. Además, en el caso de las dos primeras con el lanzamiento de la película realizan una importante campaña de promoción con distintos impactos publicitarios. Un caso distinto es RTVE que sigue directrices distintas al ser un canal público que compran obras de interés cultural y no hace publicidad.
  2. Las ayudas públicas a nivel estatal ICAA o autonómico. Un % mínimo del total de la producción y que en la actualidad se suele optar por coproducciones de productoras en distintas CC.AA para lograr el mayor número de ayudas posibles. En este caso Iglesias mostró su opinión de la importancia de cancelar estas ayudas en favor de desgravaciones de inversores privados, un riesgo necesario para hacer cultura.
  3. Los fondos propios de la productora de origen. Hoy puede ser aportación económica o aportación en especie al cuantificar el trabajo de muchos técnicos.

Una vez que se dispone de la copia final es necesario hacer un importante trabajo con el fin de poder recuperar la inversión, el coste de producción. En la actualidad el estreno en salas de cine no garantiza recuperar la inversión teniendo en cuenta de que el número de espectadores ha caído por el importe de la entrada de cine. Como bien explico Iglesias el precio de una entrada de cine se divide en diferentes porcentajes: el 21% IVA, el % de derechos de autor, el % de la exhibidora y el % de distribuidora, el % del productor. Antes de que el productor reciba dinero el distribuidor a de recuperar el dinero que ha adelanto por lo que en la mayoría de los casos, el productor no recibe ningún rendimiento de estrenar la película en las salas y los mismo con otras ventanas como son la venta en DVD o BLU-RAY o su venta on-line. La mayor oportunidad dentro del marco del cine actual y teniendo en cuenta que nos encontramos en un momento global es la asistencia a mercados internacionales y los premios en festivales de primera categoría. Los premios en festivales pueden dar lugar a la compra de derechos de las televisiones nacionales pero la asistencia a mercados internacionales pueden abrir puertas a que la película sea comprada en distintos países del mundo y el apoyo de agentes de ventas internacionales. Cuando un productor va a un mercado internacional tiene que tratar que su película pueda llamar la atención de estos profesionales sobre todo en los pases privados de la obra, si se consigue que el 70% del público asistente se quede será beneficioso pues hay una seguridad de que haya una puja para adquirir la película y el productor podrá obtener un mínimo garantizado a lo que se le sumará un porcentaje si supera el número de público.

009268 descarga

Los hábitos del consumo están cambiando, la llegada de Netflix ha provocado importantes cambios a la hora de crear historias, se busca la calidad y sobre todo historias de interés internacional pues con esta plataforma es posible que la misma obra se pueda ver en todo el mundo a la vez. Las salas de cine van a ser espacios donde se puedan ven grandes eventos y contenidos audiovisuales de gran espectacularidad. La televisión va a pasar a ser la estrella y en cuanto a contenidos se va a ampliar la inversión con la creación de contenidos exclusivos propios ya sean series o películas teniendo en cuenta los gustos de los usuarios. Los productores deben de adaptarse a este mercado global donde los productos nacionales van a competir en igualdad de condiciones y será el usuario/espectador el que tenga la palabra final con su mando a distancia.

No Comments

Post A Comment