“Actuando” ante el acoso escolar: propuestas prácticas

5788353936226

“Actuando” ante el acoso escolar: propuestas prácticas

19:27 01 febrer in Actualidad Alicantina, Blog
0 Comments

Dentro del programa de actividades de la I Edición de Proyecta alc, vamos a realizar, proyecciones de cortos y películas nacionales, formación al profesorado, talleres, premios, concursos y una charla que nosotros consideramos de gran interés por la situación actual de muchos centros: el acoso escolar. Una situación que no es nueva en absoluto, pero que, con el paso de los años se ha radicalizado y ha dado a lugar a acontecimientos preocupantes con la muerte de muchos jóvenes que eran acosados. Está charla se llevará a cabo el viernes del 17 de febrero de 18:00h a 19:00h en la Sala Rafael Altamira sede Ciudad de Alicante (Avda. Ramón y Cajal, 4 03001 Alicante) con entrada gratuita hasta completar el aforo.

imagesEl bulling otro de los términos que relacionan esta problemática ha saltado de las aulas, a los medios de comunicación, y se ha convertido en un problema de gran calado social y que preocupa a docentes y padres. En España se han dado a conocer diferentes casos de gran magnitud y gravedad, y se están realizando distintas acciones donde se trata tanto al acosador o como a la persona que está siendo acosada. Lo importante es conseguir soluciones eficaces con las que atajar este problema y la convivencia en el aula sea sin miedos, y sin violencia ni física ni psicológica.

Es cierto que ahora mismo se hacen multitud de charlas sobre este tema, pero nosotros queríamos exponer un punto de vista nuevo, donde la conversación parte de una obra audiovisual, que sirve como detonate para comenzar el diálogo entre los ponentes y asistentes. Javier Gómez Sastre es trabajador social y coordinador de la asociación ANDA y responsable del proyecto EDU-IN “Proyecto para la prevención y capacitación ante el acoso escolar en alumnado con discapacidad”, Javier Bódalo es actor e interpreta a un acosador en la película Cobardes (2008)  de José Corbacho, Juan Cruz, pero además, en sus años escolares sufrió acoso escolar, así que conoceremos en primera persona, su compromiso para con esta problemática ya que colabora con la Fundación Lumière  con charlas en distintos centros educativos y Antonio L. Calvo, pedagogo y orientador escolar en el IES Thiar de Pilar de la Horadada (Alicante).

Conversamos con ellos para saber algunos de los temas que van a hablar.

Antonio – ¿Cuál es la radiografía de un niño o una niña acosadora?

Un niño/a acosador/a puede responder a varias  de estas características:

  • Baja autoestima
    Ficha informativa

    Ficha informativa

  • Bajo autocontrol e impulsividad, con matices irritables y agresivos.
  • Ausencia de empatía.
  • Tendencia a las conductas violentas y amenazantes.
  • Sus notas en las asignaturas suele ser bajas.
  • En el aula se repiten salidas de tono, las bromas fuera de lugar e incluso actitudes desafiantes tanto a profesores como a compañeros.
  • Puede pertenecer a una familia desestructurada.
  • Físicamente o psicológicamente fuerte.
  • Asume el rol de líder ante un grupo de alumnos de características psicológicas parecidas o que buscan reconocimiento e integración en el grupo.
  • Puede pertenecer a su antiguo grupo de amigos o que haya sido su exnovio/a.

 

Javier Gómez – ¿Los niños con discapacidad también sufren acoso escolar, cómo se distinguen estás pautas, por parte de los padres y profesores?
En las situaciones de acoso escolar (bullying) sobre alumnos con discapacidad/diversidad funcional – habitualmente niños y niñas con discapacidades visibles – los entornos intolerantes y la falta de recursos preventivos del hostigamiento, los convierte en sujetos muy vulnerables. Los niños y adolescentes con diversidad funcional que son objeto de acoso escolar y a diferencia de otros niños/as que también lo sufren, éste se desarrolla con más facilidad y prevalencia. Es muy complejo, en discapacidades más severas identificar los signos del acoso escolar, pues es probable que el niños/a no tenga canales de comunicación funcionales, no sepa cómo expresarlo, no sea consciente de la situación de la que es víctima y no se reconozca como tal.En rasgos generales, el niños/a muestra apatía, hipersensibilidad, nerviosismo ante la perspectiva de ir al colegio, llore sin explicación aparente, se muestre miedoso, muestres signos físicos, se muestre distraído y baje su rendimiento escolar, no quiera estar con contextos donde haya otros niños o aglomeraciones infantiles.

Fotograma de Cobardes con Javier Bódalo

Fotograma de Cobardes con Javier Bódalo

Javier Bódalo – ¿Cuando estabas en el colegio sufriste acoso escolar, cómo resolviste este problema, y quien te ayudó a hacerlo?

Cuando estaba en el colegio lo recuerdo como una etapa dura, porque no encajaba bien cuando pase a la secundaria por ser actor y salir en una serie de éxito que era los serrano. Estuve dos años aguantando la misma situación de que cada vez que salía en un capitulo de dicha serie en la que hacia un papel de acosado, me hacían lo mismo al día siguiente. Al principio era solo cada vez que salía el capitulo pero luego se convirtió en la moda y se repetía cada día. Así, que decidí contárselo a mis padres y tomar medidas que me ayudaron a solucionar el problema. Denunciamos el caso a  la policía y desde ese momento cambio todo en clase.

Javier Gómez – ¿Cómo se enfrentan los niñ@s con discapacidad a esta situación?

Las habilidades para afrontar las situaciones de acoso y violencia en perfiles de alumnado con algún tipo de diversidad funcional son mayoritariamente escasas, quedan en una situación de indefensión y desventaja frente a los/las agresores/as. El desconocimiento de los mecanismos de protección existentes en sus centros y de su utilización, así como las escasas habilidades de profesora y familias para identificar las situaciones de bullying en sus alumnos/as e hijos/as, acrecientan la situación, favoreciendo que el/la alumno/a se encuentre aún más en riesgo. Son muchos/as los/las alumnos con algún tipo de discapacidad, que sufren acoso escolar y su medio más cercano no es conocedor de ello.

Imagen de Cobardes

Imagen de Cobardes

Antonio – ¿Qué formas de actuación hay para ayudar a los alumnos/as implicados en el acoso?

Aquí cabria describir tres vías:

  1. Dirigida a las víctimas: Proporcionarles estrategias de autoestima, resolución de problemas, seguridad en sí mismos, asertividad… para que ellos puedan enfrentarse al conflicto de una manera positiva y que reduzcan el daño emocional.
  2. Dirigida a los acosadores: Acompañarles para que produzcan reflexiones de empatía, el daño que infringen en los otros, la libertad del otro… además de proporcionarles habilidades sociales, resolución pacífica de conflictos, autoestima…
  3. Dirigida a los observadores: dotarles de estrategias de empatía y conocimiento del proceso de acoso para que sepan actuar y comunicar este hecho si lo observan o si están implicados indirectamente.

Javier Bódalo – ¿Fuiste uno de los actores del reparto de la película Cobardes de Juan Cruz y Corbacho que se estreno en 2008, cómo fue tu experiencia de pasar de acosado a acosador aunque fuera en una ficción?

La experiencia de hacer de una persona que me hizo tanto daño en el pasado fue duro pero en ese momento me hizo darme cuenta de que había conseguido superar un problema y de qué manera. Estoy muy contento de mi participación en esa película y que gracias a mi participación estoy pudiendo ayudar a muchos chicos y chicas a solucionar sus problemas de acoso escolar.

Antonio – ¿Qué haces tú en la práctica diaria para hacer frente al acoso?

Cuando se me presenta un caso de acoso intento ante todo resolver el conflicto, que las personas se entiendan y se pongan en la piel del otro para llegar al punto de tener buenos modales y respetar a la otra persona. Todo ello llevado desde la total protección a la víctima y las consecuencias al acosador/a.

Javier Gómez – ¿Qué labor deben de hacer padres y profesores? 

Los padres y profesores, deben observar. Observar pequeñas señales, cambios de humor, de hábitos, pararse y determinar el estado del niños/a e indagar sobre si son víctimas o no de acoso escolar a través de una coordinación constante con los centros educativos. También deben mejorar los mecanismos de protección de los centros educativos, para garantizar un protocolo de protección y procedimiento ante situaciones de acoso, así como mejorar la comunicación familiar, para que las propias víctimas, expresen posibles situaciones de riesgo a sus padres/madres. Por último sería interesante la introducción de figuras profesionales específicas (trabajadores sociales, educadores sociales o similares) que trabajaran específicamente programas de convivencia en los diferentes centros de enseñanza.

archivos_imagenes_peliculas_2_1

Imagen de Cobardes

Antonio – ¿Qué debe hacer un centro escolar si vive una situación de acoso?

Cada centro escolar tiene que tener un protocolo que detalle paso por paso las situaciones a seguir en cada momento de acoso. Por ejemplo, en el caso de la comunidad valenciana existe el Plan PREVI que tiene un protocolo de actuación, pues basándonos en ese se debe crear otro teniendo en cuenta los recursos del centro y la forma de trabajar de este. Este protocolo debe tener varias fases bien delimitadas:

  • 1ª FASE Detección, recogida de información y delimitación del acoso (Supuestas víctimas, Supuestos acosadores y observadores)
  • 2ª FASE Intervención y comunicación a las familias de los directamente implicados en el acoso (acosadores y víctimas) dando estrategias para que no vuelva a aparecer.
  • 3ª FASE Seguimiento.

Javier Gómez – ¿Qué soluciones estáis trabajando desde la asociación Anda para paliar esta problemática? 

Desde ANDA trabajamos a través del proyecto EDU IN. El proyecto Edu-in aborda la violencia escolar desde la perspectiva opuesta a lo que habitualmente se trabaja, y es que no busca sensibilizar a la comunidad educativa y al resto de alumnado, pues ese tipo áreas actualmente se encuentran bastante trabajadas tanto por entidades privadas como por programas de la propia administración. El proyecto Edu-in busca capacitar al niño, niña y joven con diversidad funcional para identificar situaciones de acoso escolar o bulling, a reconocerse como víctima, a empoderarse para visibilizar la situación de violencia y  a protocolizar el conjunto de pasos, acciones y mecanismos de protección para denunciar el bulling. La víctima es la prioridad en el proyecto y su preparación, formación y capacitación ante situaciones que puedan resultar de riesgo dentro del centro educativo, son prioritarias para la prevención de este tipo de situaciones, así como para su erradicación en caso de que se estén produciendo. La familia es el según agente al que va dirigido el proyecto, pues en muchas ocasiones es la última en ser conscientes de la situación en el centro escolar y sufren una gran frustración e impotencia por no haber identificado el acoso en sus hijos y no haberse movilizado para abordar la situación. Edu-in, facilita estrategias para favorecer la comunicación entre la familia y el/la hijo/a, capacita a los padres y madres en la identificación de indicadores de riesgo e informa de los recursos y mecanismos de protección protocolizados para estos casos y como activarlos. Además facilita habilidades de apoyo social y emocional tanto a la familia como al/la alumno/a para sobrellevar la situación y facilitar su superación desde el ámbito familiar.

Javier Bódalo – ¿Ahora mismo estás colaborando con la Fundación Lumiere realizando charlas y acciones para concienciar sobre esta problemática en las aulas, cuál es tu labor, qué haces para ayudar a estos niñ@s y jóvenes? 

Colaboro con dicha fundación en educar a los jóvenes a través del cine y la inclusión de valores donde participan diferentes personas del ámbito de la psicología. Mi labor consiste en ir proyectar Cobardes, comentarla con ellos y contarles mi caso y como lo solucione.

Os esperamos a todos en esta interesante charla que se llevará a cabo dentro de la I Edición de Proyecta alc.

No Comments

Post A Comment